Mercedes se desmarca: usará CO2 en los sistemas de aire acondicionado de sus coches

2/11/2015

Mercedes será el primer fabricante que utilice CO2 en los sistemas de aire acondicionado de sus coches.

El 1 de enero de 2017 entra en vigor una nueva directiva europea en favor de la protección del medio ambiente que, entre otras medidas, prohíbe a los fabricantes de coches utilizar el gas R134a que hasta ahora era utilizado para las instalaciones de aire acondicionado.

El sustituto elegido será el gas R1234yf, menos contaminante, sin embargo Daimler, la empresa matriz que incluye a Mercedes-Benz, anuncia que ellos seguirán un camino alternativo, utilizando CO2 en sus coches a partir de 2017.

Más efectivo y menos peligroso
Los alemanes han estado desarrollando su sistema y han comprobado que puede el dióxido de carbono puede ser un mejor componente para acondicionar las temperaturas en el interior de sus coches. En concreto, los primeros vehículos que traerán la novedad serán los Clase S y Clase E, aunque irán extendiéndola al resto de gamas.

Mercedes-Benz asegura que el uso de CO2 es más respetuoso con el medio ambiente, pero es que además es un sistema más rápido para enfriar o calentar el aire en el interior del vehículo y no es inflamable.

La otra cara de la moneda es que el sistema con CO2 requiere una mayor presión, en torno a 100 bares, o lo que es lo mismo, unas 10 veces más que los sistemas actuales, pero eso no parece ser un problema, ya que el fabricante asegura que reforzará las instalaciones y meterá conductos y sellados que lo soporten.

Eso sí, Mercedes no lo apostará todo al CO2, también apoyará el uso del gas R1234yf en el resto de sus vehículos nuevos y también aplicará una serie de medidas para crear instalaciones totalmente seguras que no supongan riesgos para sus clientes (principalmente en casos de accidentes graves).